Experiencias de Voluntariado


Yo le di el "Sí quiero" al voluntariado ¿Y tú?

Autor/a
Luz Adriana González
País
España
Provincia
Madrid

Es una experiencia de Luz Adriana González

si_quiero_voluntariado

Hace ya más de 15 años que dije “Sí quiero ser voluntaria” y nunca imaginé que marcaría mi vida personal y profesional.

Cuando llegué de Colombia a España y luego de terminar mis estudios en cooperación internacional, comencé a buscar en dónde hacer un voluntariado y poner en práctica todo lo que había aprendido, así fue como conocí una pequeña asociación llamada Redepaisas, que trabaja para personas inmigrantes. Llevaban muy poco tiempo de constituida y empezaban a realizar distintas actividades culturales y educativas en los CEPIs –Centro de Integración y Participación de Inmigrantes en la Comunidad de Madrid - y comencé a apoyar un proyecto de inteligencia emocional con niños y niñas inmigrantes y sus familias, en el distrito de Villaverde. Conocí gente entrañable, personas que con mucho esfuerzo habían llegado a España y que querían una mejor educación y mejores posibilidades para sus hijos. Personas inmigrantes como yo, pero con una historia de vida y un recorrido muy distinto al mío.


Ese año, la asociación cumplió 3 años de vida, y con ello se abrían las posibilidades de presentarnos a convocatorias públicas, y fue así como comencé a formular proyectos que dieran continuidad al trabajo iniciado y durante 3 años realizamos proyectos en San Fermín, en Usera y en Tetuán (Madrid), en los que de manera intermitente participe como voluntaria o como profesional remunerada.


En mi última aventura buscábamos que las personas inmigrantes, muchos de ellos en situación de desempleo, mejoraran su autoestima y su ganaran autoconfianza, que rebuscarán los sueños dejados en su trayectoria como inmigrantes y retomaran antiguos proyectos productivos, para generar alternativas laborales. Me encontré con personas muy humildes que llevaban más de 10 años trabajando y viviendo en España y nunca habían hecho un CV. Personas que desconocían muchos sitios de la ciudad, como parques y museos, y que nunca habían salido de paseo por la Sierra madrileña. También tuve la oportunidad de compartir con jóvenes, que habían llegado a España siendo niños y que sentían a este país como el suyo. Chicos muy desorientados, sin saber en qué poder trabajar o estudiar, o a dónde recurrir para tener mayor orientación. Con pocas redes sociales y familiares, donde encontrar a alguien que les diera un empujón hacia su primer trabajo. Conocí gente muy emprendedora y valiente, que así como una vez habían decidido dejar atrás su país, estaban dispuestos a darle un giro a su vida.


A través de mi experiencia como voluntaria descubrí que la información puede cambiar la vida de las personas y que a pesar de que hoy en día estamos cada vez más conectados, no todos tenemos la misma habilidad para sacarle provecho a las nuevas tecnologías. Aprendí que compartir y escuchar a los otros es algo que no tiene precio, que tanto ellos como tú ganan momentos especiales que se quedan en tu corazón. Que tú puedes marcar la diferencia en sus vidas y que si han aprendido algo nuevo gracias a ti, no te olvidarán nunca. Ni tú a ellos.


Cuando dije sí quiero ser voluntaria, nunca dimensioné que el voluntariado se convertiría en un estilo de vida, que me acercaría tanto a la gente y me permitiría transformar vidas y lugares. Tampoco imaginé que me dedicaría a escribir sobre voluntariado y trabajar cada día para que más personas tengan una experiencia de vida como la mía. Pero aquí estoy, y por eso a partir de hoy os estaré acompañando en vuestra inmersión o recorrido en el mundo del voluntariado, a través de Hacesfalta.org. Como responsable del portal, quiero seguir dando lo mejor de mí para que tu también digas “Sí quiero ser voluntari@”.


 

Comentarios de esta experiencia:

 
 

OPORTUNIDADES

PUBLICIDAD

 

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo