Experiencias de Voluntariado


Una experiencia inexplicable

Autor/a
Asociación ONGVoluntariado
País
Guatemala

Es una experiencia de Asociación ONGVoluntariado

Una experiencia inexplicable. Tenía pensado hacer un voluntariado desde hace mucho tiempo pero siempre tienes dudas, ¿valdré para ello?, ¿podré adaptarme al estilo de vida?, ¿será fiable? y numerosos etcétera que te inundan la cabeza.

Sin duda mi viaje a Guatemala se ha convertido en la mejor aventura vivida. Llegas con miedos trepándote de pies a cabeza, incertidumbres que te rodean todo el vuelo y primeras horas y sobre todo una idea equivocada del país del que vas a disfrutar en los posteriores días. Tienes tentaciones de decirle al piloto: "¿me llevas de vuelta a casa?".

Pero…

En cuanto llegué ya el taxista me transmitió buen rollo y tu mentalidad cambia al llegar a casa (se convierte completamente en tu casa) y juntarte con otros y otras voluntarias. En ese momento sabes que no te has equivocado. Es increíble cómo puedes llegar a conectar en tan pocos días con diferentes personas y que algun@s se conviertan en amigos y amigas. GRACIAS.

Tampoco hubiera sido igual sin el coordinador, Gerson, él me enseño lo principal de Antigua, además de rutas y vistas espectaculares. Se convierte en tu tutor o en mi caso, en un amigo. Cualquier duda, algo que te guste o te disguste hacer o si te encuentras mal, él te va a ayudar y hacer sentirte que no estás sola. Él me aportó seguridad durante todo el viaje, además de muchas risas y millones de agujetas.

Y luego llegan ellos y ellas, niños y niñas que te ayudan a conocer otra forma de querer más sana. De entender que un abrazo llega cuando se da con cariño y una sonrisa dura horas. Jugar con ell@s o ayudarles a hacer la tarea se convirtió en mi hobbie preferido durante la estancia. Ell@s saben celebrar un gol con tanto entusiasmo como si se tratará del Mundial o estar horas saltando a la comba, les encanta correr y jugar a las cartas, no necesitan más, disfrutan como lo que son, NIÑ@S. No sé qué les ofrecí yo, pero sí sé lo que ell@s me han dado, felicidad, niñez e inocencia. Gracias a mis chicos y chicas del proyecto.

Guatemala es un país maravilloso, lleno de naturaleza, árboles enormes que te envuelven, volcanes que traspasan nubes y unos lagos que respiran tranquilidad. Antigua Guatemala es un empedrado ajedrez. Me encantó andar por esas calles y perderme para volver a encontrarme. Los trayectos en bus, ir al mercado, regatear y tropezarte si no miras bien al suelo se convierte en algo habitual. Además, la amabilidad y educación de los y las guatemaltecas lo hacen más bonito. Es un país lleno de contrastes, unos para bien otros para cambiar, pero sobre todo es un país para CONOCER, DESCUBRIR y VOLVER.

Lo extraño. Les extraño


 

Comentarios de esta experiencia:

 
 

OPORTUNIDADES

PUBLICIDAD

 

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo