Blog / Noticias


¿Bonito y barato? Libérate y pásate al "bueno y justo"

13/06/2010

La falta de información reduce nuestra capacidad de elección. Necesitamos saber cómo afecta nuestra compra a nuestro pueblo o ciudad, a nuestros montes y mares, a nuestros vecinos, al futuro de nuestros hijos,... ¿Y tú? cómo consumes.


Los criterios de valoración que utilizamos en la sociedad de consumo actual no son elegidos desde la libertad del consumidor, ni tan siquiera lo es la ponderación de los mismos en el peso de la decisión. El paradigma del consumo utiliza la relación precio/cantidad como ordinaria. 


Se podría afirmar, como reflexión ante el comportamiento del consumidor que, la cantidad marca el nivel de satisfacción. Cuando se eleva el paradigma introducimos un segundo parámetro, la calidad. El concepto de calidad que se utiliza queda normalmente restringido a la calidad de las materias primas utilizadas para su ejecución, o en el peor de los casos, al reconocimiento social de cierta materia prima o marca de la misma.


Un paradigma tal, introduce al consumidor en una espiral de consumo por la cantidad donde el único freno es la capacidad de compra, incluso en ocasiones, asumiendo deudas.


Los consumidores debemos ser responsables, debemos perseguir el cambio en el paradigma del consumo. Los consumidores nos debemos empeñar en no engañarnos. La cantidad sólo resuelve la necesidad cuando se parte de la nada o de muy poco. En el resto de los casos, la búsqueda de la cantidad no aporta más satisfacción en el consumo.


Lee la noticia completa en Canalsolidario.org


 ¿Y tú, consumes de forma responsable? Cuéntanos lo que haces comentando esta noticia!


>> También, puedes hacer voluntariado en Consumo Responsable


>> O contarnos tu iniciativa, ¿cómo consumes?



>> Cuéntanos tu iniciativa para consumir de manera responsable

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado

 

Comentarios de esta noticia

PaolaV_Hacesfalta.org -14/06/2010
Como consumidores tenemos el poder y la responsabilidad de condicionar el mercado y sus actividades de producción basadas en la explotación y el empobrecimiento de millones de personas.

¿Nos apuntamos en un Voluntariado Consumo Responsable?