Blog / Noticias


¿Qué papel tienen las TIC en el Empoderamiento de la Ciudadanía?

17/03/2009

Foto de Gaelx en Flickr

Reflexionemos en torno al poder y sus ejecutores, de la capacidad de elegir y de valorar mejor, peor, libremente, justamente o sólo rutinariamente.


Y a todo esto, hablemos también de las nuevas tecnologías de lainformación y de la comunicación como posibles extensiones y potencializadores del poder ciudadano.


El empoderamiento es la cosa más deseable del mundo, deseable para la ciudadanía, para vosotros y vosotras, para nosotros y nosotras, para nuestras amistades, ¿para nuestras enemistades?, para las personas desfavorecidas, empobrecidas, excluidas, ¿para las favorecidas, enriquecidas, incluidas y excluyentes?


¿Qué es eso tan deseable para unas personas y tan temido en otras? El empoderamiento tiene que ver con lo que todas las personas somos y todas las personas somos poder… de decisión, de valoración, de oposición, de regulación, de opinión, de ACCIÓN…


Somos poder de mejor o peor manera auto-gestionante, en otras palabras, estamos de mejor o peor manera empoderados para decidir, valorar, oponernos, regularnos, opinar y actuar libre y auténticamente.


¿Qué es mejor? No lo sabemos, creemos que más solidariamente, más abiertamente, más incluyentemente, más amorosamente, más responsablemente… es mejor, es decir, éstas son algunas de las características de una calidad mejor de empoderamiento.


Las TIC no tienen ningún papel en la calidad del empoderamiento de la ciudadanía, pero sí en la cantidad y en la forma. La calidad del empoderamiento de las personas depende de la claridad y la profundidad de su capacidad de ser conscientes de su propia forma de ser conscientes.


Ni las personas ni la ciudadanía disciernen mejor o peor gracias a las TIC. Que más personas puedan acceder, a través de TICs, a mayor cantidad de información, no garantiza que ésta se transforme en conocimiento ni mucho menos en aprendizaje.


Lo que es peor, las TIC no garantizan que quienes adquieran información y la transformen en conocimiento y en aprendizaje se empoderen con una calidad mejor, ni mucho menos que sean sólo las amistades y las personas más desfavorecidas a quienes sirva este empoderamiento…


Como se ha enfatizado algunas veces en este blog, las TIC son sólo una herramienta de desarrollo.


Una pobre herramienta, pero no cualquier herramienta. Cada herramienta que hemos utilizado para interferir en la historia, ha tenido unas características propias que se ven reflejadas en las formas que toma el empoderamiento ciudadano.


Las TIC son tan perversas como la rueda.


No hay cosa más perversa que lo redondo. Nunca sabemos dónde empieza ni donde termina… además tiene la tendencia a girar, osa estar en movimiento pareciendo que no cambia. Es la repetición de lo mismo ¿Sabéis de alguna época en la que se refleje la influencia de la rueda en el empoderamiento ciudadano?


¿Cuáles son las perversiones específicas de las TIC’s?


Ubicuidad espacio-temporal virtual. A través de las TIC´s, es posible emular la prometida ciudadanía mundial: Podemos (poder, esa es la clave, mejor o peor, pero siempre poder) no sólo estar aquí y allá, sino estarlo al mismo tiempo, y no sólo en un solo tiempo, sino que podemos estar aquí, allá, ahora, antes y después, en tantas combinaciones de estas variables como la imaginación pueda o sea capaz de concebir.


Esta característica de las TIC, posibilita, como la rueda posibilitó concebir la tradición, otra forma de memoria histórica, imprescindible para el mejor empoderamiento de la ciudadanía. Así, la ciudadanía que se empodera utilizando TICs, hace una memoria histórica no repetitiva, sino siempre y donde quiera presente.


Las personas pueden firmar virtualmente una petición en pro de una exigencia a un gobierno invisible en el espacio –lejano es un adjetivo más acorde a la época de la imprenta-, cuyo historial –palabra que remite a las búsquedas subjetivas de información más que a una historia oficial, otra vez, más acorde a la ciudadanía con forma de imprenta- puedo actualizar en mi memoria (cerebral, ram, extraíble…) a través de una búsqueda de datos y, al unir mi acción a la de muchas otras personas, impactar juntas en un futuro probable.


La forma de las TIC permite que el empoderamiento de la ciudadanía sea ubicuo y, a la vez, que no esté en ninguna parte. Esta pequeña perversión nos permite, en palabras de Idelfonso Mayorgas “El derecho a no ser representados y participar activamente en las decisiones que les afectan. Acciones que van de dentro a fuera, en contraposición a la aplicación políticas externas y artificiales. Dejar de ver a los ciudadanos agrupados impersonalmente por color o nivel económico si no como ciudadanos individuales empoderados”.


Otra de las particularidades propias de las TIC es el ser la analogía electrónica de lo que fuera en tiempos primitivos el tambor, su llamado se propaga en una reacción catártica. El alarmismo y su consecuente ráfaga de temores encendidos se expanden por las sociedades una vez que ha sonado la alarma –la diferencia con el rumor oral es que a través de las TIC, las noticias provocan empatía emotiva, mientras que el rumor oral es la noticia de lo que les sucede sólo a otras personas.


La ciudadanía que se empodera a través de las TIC reacciona ante los anuncios de peligro y, de la misma forma, se prepara para la acción cuando escucha el clarín de combate llamando a defender los derechos que abandera… Reaccionamos como aludidos de manera personal, como ciudadanas y ciudadanos mundiales. No todos y todas respondemos al llamado de PETA como no todos ni todos respondemos al llamado de Greenpeace, eso ya depende de la calidad del discernimiento, pero la forma de los llamados a través delas TIC tiene esta cualidad de propagación contagiosa.


Finalmente, la característica de las TIC que aporta un matiz del todo diferente al empoderamiento ciudadano es la liberación del poder. Como el cerebro, las TIC son un entramado eléctrico flexible, abierto, cambiante, dinámico y dinamizante, en continua relación retroalimentativa y transformativa con el entorno personal, socio-cultural, económico, político, medioambiental…


Así es que, el empoderamiento ciudadano que utiliza las TIC como herramienta, paradójicamente, tiene la forma de un flujo orgánico. Característica que hace de esta herramienta una en la cual el pensamiento y la ACCIÓN pueden desplegarse de una forma más compleja, multidimensional, eco-sistémica, que desafía saberes y métodos preestablecidos, pensamiento y ACCIÓN del sujeto plural en una “REALIDAD COMO LIBERACIÓN” (El Pensamiento complejo, Edgar Morin).

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado