Blog / Noticias


Cómo escribir el mail profesional perfecto

28/11/2018

email profesional perfecto

Entregar el currículum en mano o ir a una entidad de forma personal es algo que ya no se lleva. Cada vez más, la vía de comunicación entre entidades y candidatos/as es el mail, y es importante darse cuenta de que nuestra manera de comunicarnos por escrito va a dar mucha información a las personas que lean nuestros correos. ¡Te contamos cómo escribir el mail perfecto!


 




Las bandejas de entrada de los departamentos de recursos humanos rebosan mails, y aunque es cierto que muchas entidades ya utilizan plataformas como Hacesfalta para la gestión de sus candidatos/as, siempre llega un momento en el proceso de selección en el que la entidad se pone en contacto con el/la candidato/a vía correo electrónico.


La norma más básica para dar una impresión profesional comienza por la propia dirección de correo: evita usar aquella cuenta que te creaste en el instituto con varios números y diminutivos en ella. Además, también te ayudará a organizarte tener una cuenta desde la que gestiones todas tus comunicaciones relacionadas con tu búsqueda de empleo, cursos o trabajos como freelance.


Una vez tengamos esto, lo siguiente que verán será el asunto. Aquí dependerá del objetivo del mail. Si te piden que tenga cierto contenido o estás respondiendo a un correo, entonces no hay duda. Sin embargo, si estás enviando tu currículum de manera espontánea o te han pedido el envío de una prueba o ciertos documentos, tu asunto importa. Se directo/a, conciso/a y no uses mayúsculas (algunos servidores de correo lo detectan como spam).


En el cuerpo del mensaje, dirígete a quien vaya a leerlo. Esto dirá de ti que eres una persona atenta al detalle, también dirá que te has tomado la molestia de investigar a la entidad a la que te diriges.


A la hora de redactar tu texto ten en cuenta una única máxima: quien te lee no está en tu cabeza, así que necesitarás contestar a algunas preguntas esenciales (quién eres, qué buscas, por qué escribes, cómo pueden contactarte).


Recuerda que si estás enviando tu CV y carta de presentación o motivación no es necesario repetir información, con destacar algo que sea relevante para el puesto y que haga que quieran saber más de ti es suficiente.


Como decíamos al principio, las bandejas de entrada de recursos humanos están llenas de mails, y detrás hay una persona que, generalmente, tiene poco tiempo, así que cuanto más conciso/a y claro/a seas, mejor.


Y por último, revisalo todo con detalle con esta checklist:



  • El asunto es claro y conciso.

  • Has adjuntado el documento.

  • No hay faltas de ortografía.

  • La información de contacto está visible en la firma.


Si llevas un control de los intereses que envías a ofertas de empleo, puede ser interesante añadir avisos para hacer seguimiento a aquellos correos que envíes una semana después de hacerlo.


Empieza a poner en práctica lo aprendido:


¡Envía tu interés a nuestras ofertas!



Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Empleo en el sector social

 


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo