Blog / Noticias


La foto en el CV y perfiles profesionales

20/05/2020

Queremos que tengas tu CV lo más completo y mejor hecho posible para que encuentres lo antes posible la oportunidad laboral que estás buscando y para la que te lo estás currando tanto. Una de las partes principales del currículum es la foto, ¿con o sin?, ¿qué es mejor?, si incluyo foto ¿cómo me la hago para que esté bien? ¡Sigue leyendo!


 


Ya hemos visto en anteriores post la importancia de tener un buen CV, incluso diferentes versiones según el tipo de ofertas a las que optemos o en varios idiomas si buscamos empleo fuera de nuestro país. Hemos comentado que un buen diseño ayuda, hemos aprendido a conocer nuestros puntos fuertes y a saber cómo ponerlos en nuestro currículum evitando los tópicos.

Hoy queremos hablar de un aspecto fundamental, la foto del CV. Se trata de algo que genera debate, un currículum tiene que llevar siempre foto ¿sí o no? No existe una respuesta única y válida, pero nosotros sí te recomendamos que la incluyas.

Ya sabes el dicho de que una imagen vale más que mil palabras, en este caso no es así del todo, porque lo que cuentes en tu CV y cómo lo cuentes tendrá mayor peso, pero aún así, la imagen importa, le da un toque más visual a tu currículum que si solamente hay texto, lo personaliza y permite que te recuerden mejor (especialmente después de una entrevista).

¿Qué tener en cuenta para elegir mi foto de CV?

- En primer lugar, ten en cuenta mantener actualizada tu foto. Si te has puesto a actualizar ahora tu CV que hace años que no tocabas, aunque te parezca que salías muy bien en la foto que tenías y que los años no pasan por ti, lo mejor será que te hagas una nueva con tu aspecto actual.

- Dónde poner la foto: normalmente irá en la parte superior del documento a la izquierda o derecha, eso dependerá de la plantilla o diseño que hayas elegido para tu CV.

- Transmite tu personalidad: no se trata solo de “salir bien” o de buscar tu “mejor lado”, que también, se trata de que sea natural y a través de esa imagen se pueda ver un poco cómo eres. Trata de no hacer poses o gestos que nunca haces porque creas que queda bien o que puede gustar, tienes que sentirte cómodo/a y relajado posando, siendo tú mismo/a.

- ¿Sonrío? Pues depende, es una cuestión personal, si no sueles salir sonriendo en las fotos, no te resultará natural sonreír para este tipo de foto, pero tal vez probar una ligera sonrisa quede mejor que salir completamente serio/a. El caso es que no fuerces nada, ni muy serio/a ni una carcajada, por ejemplo. La sonrisa y las poses dependerán de tu personalidad y de tu perfil profesional, hay algunas profesiones en las que se puede sacar un lado más “gamberro”, pero al final, más allá de eso, lo importante es la naturalidad.

- Encuadre: es importante el encuadre, no hacer un primerísimo primer plano en el que se vea solo tu cara y no quede aire por los lados o por arriba o abajo. Tampoco queda bien una foto de cuerpo entero para el CV. Lo mejor es que se vea tu cara hasta la altura del pecho (plano americano). Con un poquito de aire por arriba y por los lados. Las fotos ligeramente encuadradas de abajo hacia arriba dan sensación de fuerza y poder, pero no todo el mundo sale bien con este encuadre y puede parece agresivo. Tendrás que ir probando, hacerte varias desde diferentes ángulos. Si puedes, lo mejor es que alguien te ayude y te haga la foto, mejor que hacértela a ti mismo/a.

- Enfoque: es algo obvio, pero no pongas una imagen desenfocada. 

- En color: también es lógico, pero mejor foto en color que en blanco y negro.

- Fondo: cuida el fondo de tu foto. Elige colores claros y lisos.

- Iluminación: es muy importante, algunos rasgos o gestos cambian tan solo por cómo esté iluminada la imagen, que la luz sea suave y difusa. Si puedes aprovecha la luz ambiente.

- Vestuario: volvemos al tema de la naturalidad, viste como vistes habitualmente o como vistes en el trabajo. Es decir, si normalmente no usas traje o vas muy arreglado/a a trabajar, no te pongas de punta en blanco para tu foto de CV. Si por el tipo de puesto sabes que se requiere ir arreglado/a, en ese caso sí. En definitiva, no te disfraces.

Cómo NO debe ser la foto de tu CV: en la playa, de fiesta, una foto en la que te gusta cómo sales pero estás con más gente y te recortas, una foto en la que sales con los ojos rojos o con gafas de sol o gorra o sombrero, una foto de mala calidad y desenfocada.

Cuando consigas hacerte la foto perfecta, aquella en la que sales bien, consigues transmitir algo de cómo eres y encaja con el tipo de oportunidades que estás buscando, ponla en tu CV y utiliza esa imagen para todo lo relacionado con tu búsqueda de empleo. Es decir, pon esa imagen en todos los portales en los que tengas subido tu CV, en Linkedin, en tu email profesional, en los perfiles de tus redes sociales (si los estás utilizando para buscar trabajo).

Ahora que ya tienes todos los trucos coge tu cámara, actualiza tu CV e inscríbete en las oportunidades de empleo que más te encajen.


Ver ofertas de empleo


 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Empleo en el sector social

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo