Blog / Noticias


El extracto en el CV, qué es y cómo redactarlo

02/06/2020

Capta la atención de las personas que se encargan de los procesos de selección desde el primer momento, preséntate y convénceles de que eres la persona que están buscando. Para esto y para conocerte mejor sirve el extracto del CV. ¡Te contamos más!


 




Llevamos unas semanas hablando sobre el currículum, sobre cómo elaborarlo y tenerlo perfecto, siempre a punto para que nos permita encontrar la oportunidad laboral que estamos buscando. Hoy queremos hablar del extracto, una parte del CV que tal vez no habías tenido en cuenta, porque no todos lo incluyen, pero que es muy interesante y se hace bien puede sumarnos puntos.

El extracto es un breve párrafo que suele ubicarse debajo de los datos personales en el CV en el que resumir quién eres, a qué te dedicas (puedes poner aquí cuál es tu especialidad dentro de tu profesión que es algo más global) y cuáles son tus metas y objetivos en tu trayectoria profesional.

Al ser algo personal, una presentación de ti, lo mejor es que hables en primera persona. También que hables en un tono afirmativo, es decir, con seguridad, dando por hecho lo que estás contando. Evita cosas como “creo que soy...”, “me gustaría...”, afírmalas y cambia tus expresiones por: “soy...”, “quiero conseguir...”, “quiero participar...”, “me involucro...”. Toma consciencia de tus habilidades y puntos fuertes y déjalos claros.

Este es precisamente el apartado del CV donde puedes poner con más naturalidad tus soft skills (habilidades blandas o competencias más allá de las puramente académicas o profesionales). Y cómo estas habilidades y aptitudes que tienes pueden aportar el valor que están buscando. Recuerda, eso sí, cómo alejarte de los tópicos en este aspecto.

Intenta que tu extracto desprenda buena actitud, positivismo, ganas de implicarte en nuevos proyectos. Tiene que ser fácil de leer, con ritmo y lo más importante de todo: natural. El nivel de formalidad dependerá de tu sector o el puesto al que optes, pero al igual que con la foto del CV, lo importante es que seas tú mismo/a. Usa un tono y vocabulario profesional pero natural, tuyo.

Tendrás que aprender a ser conciso/a. Un extracto no es una carta de presentación o motivación, tiene que ser breve y no exceder las 4 o 5 líneas. En ese espacio tendrás que atraer la atención del lector, la primera frase es clave. Vas a tener que sacar todas tus dotes creativas.

Tu extracto por lo general será siempre el mismo, porque es lo que “eres”, pero tal vez dependiendo de la oferta o el puesto al que estés optando puedas matizar alguna cosa o ponerla de manera diferente. Al igual que otras partes del CV que en ocasiones podemos retocar para adaptar a la oferta en concreto a la que postulamos. El CV debe ser un documento dinámico, en constante actualización y adaptación.

Te recomendamos que dejes la redacción de tu extracto para el final, cuando ya hayas completado el resto de cosas de tu CV, te sentirás más inspirado/a.

Y si lo necesitas, busca ejemplos de extractos, así podrás ver cómo lo hacen otras personas (lo mejor es que trates de buscar a las que se dedican a lo mismo que tú) y te puede servir de ayuda para hacer el tuyo.

Por último, cuando lo tengas redactado, leelo en alto y fíjate si tu primera frase es clara, concisa y atractiva, si la info que has puesto es objetiva y aporta valor y los datos que puedan hacer que vean en ti a la persona adecuada y si te ha quedado algo sencillo y natural.

Hemos dado un pasito más en la elaboración de nuestro CV perfecto, ahora mira las oportunidades de empleo que hay e inscríbete en las que más te interesen.


Ofertas de empleo 


*Photo by Felicia Buitenwerf on Unsplash 


 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Empleo en el sector social

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo