Blog / Noticias


6 puntos a tener en cuenta antes de cambiar de trabajo:

15/10/2020

¿Estás pensando en cambiar de trabajo? Puede que un nuevo puesto sea justo lo que necesitas ahora mismo, pero también puede que no. Si es algo que te ronda por la cabeza pero aún no lo has meditado a fondo, te proponemos algunas cuestiones a tener en cuenta antes de tomar una decisión.


 


Lo normal es que en tu vida laboral te enfrentes a varios cambios de trabajo, es algo natural y a menudo positivo pues generalmente te ayuda a afrontar nuevos retos, desarrollar habilidades, explorar nuevos escenarios y, sobre todo, te empuja a crecer y aprender. Y es que un nuevo trabajo te hará salir de tu zona de confort laboral, con los desafíos que ello conlleva.

Pero antes de tomar una decisión así, es conveniente reflexionar acerca de lo que buscas y lo que necesitas a nivel de trabajo teniendo en cuenta factores como el momento en el que te encuentres de tu vida o cuáles son tus aspiraciones. Para ayudarte a aclarar tus ideas, te traemos una serie de cuestiones que deberías tener en cuenta si estás pensando en tomar un nuevo rumbo laboral.



  1. Atrévete a soñar pero se realista: 

    Lo lógico al cambiar de trabajo es que estés ilusionada con tu nueva oportunidad y con el comienzo de una nueva etapa. Sin embargo, es importante que la emoción no te ciegue y seas capaz de ver tanto los pros como los contras del nuevo empleo. A todxs nos ha pasado “enamorarnos” de un puesto de trabajo que parece hecho específicamente para nosotros y si surge la oportunidad de llegar a ello ni nos lo pensamos, el problema de idealizar un empleo es el mismo que el de idealizar a una persona en una relación romántica, que no somos capaces de ver lo malo hasta que ya estamos dentro y, una vez ahí, resulta mucho más decepcionante y frustrante que si hubiésemos sido realistas desde un primer momento.

    Por eso, es recomendable que te hagas preguntas como: ¿las condiciones me satisfacen? ¿Es el tipo de empresa en la que me gustaría trabajar? ¿Tengo posibilidades de crecimiento? ¿El puesto me permite conciliar bien mi vida personal y laboral? Si todas o la mayoría de las respuestas son afirmativas, ¡enhorabuena! Es probable que estés ante una muy buena oportunidad para ti.

  2. Ten presente lo que vales: 

    Por muy tentador que sea el cambio, tienes que tener presente no solo si las tareas son interesantes, sino también si están teniendo en cuenta tu valía. Esto hay muchas formas de demostrarlo y no solo por la vía económica, es decir, que te paguen más que en tu puesto anterior. Hay otros factores a tener en cuenta como pueden ser la responsabilidad, tu capacidad de decisión y autonomía, la posibilidad de plantear nuevas ideas o proyectos… valora si lo que te ofrecen es más que lo que pierdes de tu anterior puesto en todos los sentidos, también en el salario emocional o en las prestaciones.

    Muchas veces un cambio de trabajo ni siquiera se traduce en un aumento de salario, sino en una reorientación laboral que te acerque a trabajar en algo que realmente te motiva.

  3.  ¿Cómo les ve el sector?

    Lo normal tanto si trabajamos en una empresa como en una ONG es que comulguemos con los valores que tenga la misma. Ya que en cierto modo, la imagen que den, será la que el resto del sector tenga también de ti como profesional. Por eso, antes de aceptar un puesto, informate bien de cómo funciona la institución, qué opciones merece y cómo la ven el resto del sector.

  4. ¿Tienes posibilidades de crecimiento?

    Esta pregunta puede parecer pretenciosa según el momento de tu carrera profesional en el que te encuentres, pero para aceptar un nuevo puesto de trabajo conviene pensar no sólo en cómo te hace sentir hoy si no cómo te hará sentir mañana. Si el nuevo empleo es solo algo temporal que esperas que te sirva como puente hacia otras oportunidades pero las posibilidades de crecimiento desde ahí son muy limitadas, tal vez no es la mejor opción. Si en cambio ves un largo camino por delante, ¡que nada te frene!

  5. ¿Con quién vas a trabajar?

    El capital humano es uno de los aspectos más valiosos de cualquier empresa u ONG, estar rodeado en el trabajo de gente competente, con valores humanos y dispuesta a remar en una misma dirección para alcanzar los objetivos en comú, puede ser una de las mayores virtudes de un puesto.

    Por eso, te aconsejamos que investigues con quién vas a trabajar, quiénes serán tus superiores y compañeros directos y cómo son las dinámicas de trabajo en cuanto a toma de decisiones y organización. Si puedes conseguir testimonio de personas que hayan trabajado ahí anteriormente para formarte una idea más cercana, mucho mejor.

  6. ¿Es un buen momento?

    Este es probablemente uno de los puntos más importantes, a veces, por mucho que queramos un cambio en nuestras vidas, existen condicionantes que nos dificultan llevarlos a cabo: tiempo, estado de ánimo, situación familiar o personal, situación del mercado laboral… etc. Los cambios es mejor llevarlos a cabo cuando podamos afrontarlos serenos y estemos preparados para ello, forzarlos no siempre es una buena idea. Confía en lo que tu intuición te diga y si realmente piensas que es lo que necesitas y que es lo mejor para ti, ¡ve a por ello!


Si ya has tenido en cuenta todos estos aspectos y sientes que es hora de buscar nuevas oportunidades laborales, te invitamos a buscar tu oferta de empleo en el Tercer Sector aquí. ¡Mucha suerte! 


Patricia Martínez Aparicio para Hacesfalta

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Empleo en el sector social

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

Visita hacesfalta.org empleo