Blog / Noticias


Día del voluntariado: ¿buena práctica o práctica popular?

30/08/2010

eeliuth en Flickr

Al hilo de una encuesta realizada por el Global Corporate Volunteer Council, en la que aún puedes participar, queremos proponer esta reflexión sobre las jornadas de voluntariado.


Es usual que muchas empresas celebren con cierta periodicidad un Día del Voluntariado, Día Solidario de la Empresa o cualquier evento que tiene el propósito de congregar a la plantilla de la empresa para que de forma voluntaria participen un día o jornada en una acción solidaria. Estas acciones son muy variadas: reforestación de un paraje, limpieza de un tramo de un río, una jornada de ocio y tiempo libre junto a niños/as con discapacidad, pintar y acondicionar el local de una ONG...


 Normalmente, el nivel de satisfacción de las personas participantes suele ser muy alto y muchas de ellas demanadan más actividades de este tipo. Pero no podemos dejar de plantearnos una serie de cuestiones relativas a la organización y celebración de estas Jornadas Solidarias: ¿cuál es el objetivo final de las mismas? ¿tienen como único objetivo movilizar a la mayor cantidad de gente posible? ¿son jornadas que pretender sensibilizar a personas normalmente poco involucradas en causas solidarias y servir como puerta de entrada a colaboraciones más estables o simplemente se tratan de unas jornadas lúdico-festivas para compartir un día y hacer teambuilding? ¿cuál es su impacto social real en las personas o entornos beneficiarios de estas actividades? ¿las ONG utilizan estas actividades como una nueva vía de captación de fondos o de acercamiento a posibles grandes donantes?


En todo caso, pensamos que estos Días del Voluntariado pueden tener su sentido,intención y valor, siempre y cuando se trate de una actividad que: 



  • persigue tener un cierto impacto en el entorno más próximo.

  • se conciba como el primer contacto con el voluntariado para personas neófitas en estas cuestiones, acompañando la misma de algún modulo de formación básica sobre voluntariado. Su planteamiento se acercaría más a una actividad de sensibilización, que a un acto de voluntariado como tal.

  • sensibilize, forme y explique cómo y por qué se debe intervenir socialmente en un determinado aspecto.

  • trate de enganchar y crear vínculos con el voluntariado más allá de un día concreto, planteando posibilidades inmediatas de continar colaborando en actividades semejantes a los empleados asistentes.

  • la comunicación de la actividad se haga teniendo en cuenta los aspectos anteriores, y profundice más en la causa social que en el nombre de la empresa.

  •  


    ¿Y tú? ¿Qué aspectos crees que se deberían potenciar para que un día de voluntariado sea una buena práctica?

 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa

 

Comentarios de esta noticia

Nomia -09/09/2010
El intercambio de contactos entre las personas participantes, para que se siemtan respaldadas y continuen con su inquietud o labor

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

Fundación Hazloposible -09/09/2010
Muchas gracias, Nomia!!! Es buena idea. Supongo que te refieres al hecho de que un Día Solidario sirva como punto de encuentro a un grupo de empleados/as de la plantilla que comparten inquietudes sociales y que de ahí pueda surgir algo más estable, verdad?

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

  -12/09/2010
Tuve la opción en mi lugar de trabajo de experimentar un Día Solidario de una gran empresa (de la que mejor no decir el nombre, no le hace falta publicidad...).
Esta empresa pagó los gastos para que un grupo de adolescentes discapacitados pasaran un día en un centro de terapias ecuestres acompañados por trabajadores de la empresa y su familia (hijos/as, esposa, marido).
Y son diferentes los beneficios que pude observar:
1º la labor social, el poder ofrecer esta oportunidad al grupo de adolescentes de pasar un día lúdico, divertido y terapéutico.
2º la parte familiar, es la mejor opción para un domingo cualquiera, coger a tu familia e irte a hacer un voluntariado todos juntos, ya que ofrece una fuente de aprendizaje humano muy importante para los niños; y también poder compartir esta experiencia en familia.
3º para los trabajadores, al final de la jornada muchos me contaban que se veían todos los días, pero como estaban en diferentes departamentos ni se saludaban, evidentemente a partir de entonces cuando se vean por los pasillos de su trabajo algo más habrá que un simple saludo; pues alli se crearon vínculos entre los trabajadores.
Con lo cual el clima de trabajo y de la empresa también se verá beneficiado, y por lo tanto las condiciones laborales.
En parte, es una estrategia empresarial para mejorar los rendimientos de los trabajadores, pero es una estrategia social y que beneficia a muchas personas y las une.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

  -16/09/2010
No estoy en contra de las iniciativas sociales, pero no veo por qué una empresa ha de sacar beneficios económicos a base de la buena voluntad de sus empleados. Mi experiencia en voluntariado me dice que quienes se sirven de voluntarios buscan más que nada beneficiarse ellos mismos. El voluntario pasa a ser una figura marginada y poco valorada en el contexto de las organizaciones. Siempre según mi experiencia.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

Fundación Hazloposible -16/09/2010
Hola,
Muchas gracias por vuestras aportaciones. Sin duda que es un tema controvertido y que puede abordarse desde diferentes posiciones. Evidentemente, estamos de acuerdo en que nadie puede ver adecuado que una empresa obtenga beneficios económicos gracias a la buena voluntad de sus empleados. No creemos que nadie pueda legitimar este aspecto. Fundamentalmente, tratábamos de orientar la cuestión en cómo unas actividades concretas pueden servir como "enganche" o primera toma de contacto para muchas personas con el voluntariado. A partir de ahí, claro que consideramos que la figura del voluntario deba ser participativa, crítica y transformadora respecto a la actividad que desarrolla y el colectivo con el que trabaja. Pero en este punto también tienen un papel importantísimo las organizaciones sociales en las que la persona voluntaria desempeña su labor; ni mucho menos todas las ONG otorgan este papel al voluntariado. Por ello, también pensamos que es crucial formar al voluntario/a para que sepa asumir un papel participativo, con iniciativa y reivindicativo en la entidad en la que desempeña su labor.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ