Blog / Noticias


El Futuro del trabajo: la preparación técnica de la mano con la socio-emocional

22/05/2019

Los cambios vertiginosos de un mundo cada vez más global han supuesto transformaciones dramáticas de muchos paradigmas, el laboral, junto al tecnológico, está a la cabeza. La tendencia al cambio irá a más, ya que, según estudios, 6 de cada 10 niños/as trabajarán a 10 años vista en profesiones que aún no existen, un panorama de incertidumbre pero también de oportunidades.


 


El primer apunte que podemos sacar es que en un contexto global y competitivo, el mercado laboral actual requiere de una preparación complementaria en competencias transversales, habilidades que van más allá de lo que resume un libro didáctico o un curso académico al uso.

¿Seremos sustituidos por robots?

Según un estudio realizado en 2015 por dos profesores de la Universidad de Oxford, Carl Benedickt Frey y Michael Osborne, el 50% de los puestos de trabajo en los países insdustrializados podrán ser sustituidos por autómatas en los próximos años.

Según un informe en España han sido clasificadas 485 profesiones susceptibles de ser sustituidas por robots. Apunta a los contables y teleoperadores en el tope, pasando por analistas financieros y transportistas en el rango medio. Actividades ligadas a los cuidados, la psicología, el trabajo social, la comunicación y la creatividad, cruciales para la sostenibilidad de la vida, están más a salvo del reemplazo.



Este ranking revela que lo que se automatiza desaparece como recurso humano, pero lo que es insustituible por las cualidades humanas adquiere un valor exponencial. De ahí que las empresas prefieran cada vez más inteligencia emocional sobre cociente intelectual y altas capacidades técnicas. Sin embargo, los departamentos de Recursos Humanos que intentan atraer talento a sus compañías detectan lagunas en habilidades como el trabajo en equipo, la capacidad de adaptación y las dotes de comunicación de los/as jóvenes que buscan sus primeros empleos, pese a contar con excelente formación técnica.

El mantra de las soft skills: Lo que no se vive, no se aprende

En este escenario es evidente que las competencias académicas y aquello que proporciona la educación formal no es suficiente para cubrir los desafíos laborales y de sostenibilidad a futuro. De ahí la importancia de adquirir nuevas experiencias que proporcionan en buena medida acciones de voluntariado, de educación internacional y de inmersión cultural en entornos diversos.

La recompensa son vivencias interculturales que van modelando el carácter de verdaderos/as ciudadanos/as del mundo con una ética basada en valores que contribuye a construir un planeta más inclusivo, justo y solidario. Es a raíz de la experiencia de empatía e intercambio en primera persona con comunidades diversas que las personas cuentan con más riqueza interpersonal para conformar sociedades sostenibles en todas sus dimensiones, y afrontar los desafíos actuales basadas en una convivencia en diversidad.

A partir de los viajes con propósito se da la transformación de los y las jóvenes. Esas mismas generaciones llamadas a ocupar puestos de responsabilidad en su edad adulta y que tendrán un impacto positivo en el mundo a través de sus pequeñas y grandes decisiones.


Hilda Pérez, Marketing and Communication Manager en AIPC Pandora


Buscar empleo en ONG


 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Empleo en el sector social

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo