Blog / Noticias


Formas de actuar contra la violencia de género durante todo el año

27/11/2020

La lucha por la erradicación de la violencia contra las mujeres es una carrera de fondo que necesita de la consciencia y el esfuerzo globales desde todos los ámbitos. En lo particular, existen numerosas acciones que podemos llevar a cabo para contribuir a su desmantelación. Hemos recopilado algunas para ayudarte a formar parte de la construcción de este nuevo mundo violeta que tantas ansiamos.


 


 


Como probablemente sabrás, el miércoles 25 de noviembre se celebró el Día Internacional contra la Violencia de Género, una fecha que busca denunciar y acabar con una de las mayores y más trágicas lacras de nuestra sociedad. Más allá de la condena pública, esta “celebración” sirve para mandar un mensaje de esperanza a aquellas mujeres que sufren o han sufrido la violencia machista en sus propias carnes, para decirles una vez más y en voz alta que no están solas. El 25N es y debe seguir siendo una fecha fundamental para el calendario activista y más concretamente para la lucha feminista. Es una cita que nos recuerda lo lejos que estamos de alcanzar una igualdad real, que nos sacude para decirnos que nos siguen violando, nos siguen maltratando y nos siguen matando por el simple hecho de ser mujeres. Pero lo más importante de las reivindicaciones de este jornada es que no nos olvidemos de ellas los otros 364 días restantes del año.

La pandemia ha traído consigo un alarmante incremento de denuncias de violencia contra las mujeres en todo el mundo, lo que nos alerta, una vez más, de que el sistema en el que vivimos es doblemente crudo para nosotras y que es necesario redoblar los esfuerzos si queremos parar esta barbarie.

Necesitamos promover desde la infancia una educación libre de violencia machista y de socialización diferencial, unas instituciones públicas que trabajen activamente por la condena, persecución y destierro de estas violencias, una sociedad que las repulse de forma unánime y que no encasille a quienes la sufren en el papel de víctimas… necesitamos entender que esta es una cuestión de humanidad y que nos afecta a todas y a todos. Mientras una sola mujer siga estando en peligro por su condición de mujer, jamás llegaremos a ser una sociedad libre y menos aún una sociedad justa.

Por ese motivo, y con la intención de allanar el camino a quienes estéis convencidas en hacer de este un mundo más habitable para todas, os hemos traído algunas formas de contribuir a la eliminación de la violencia machista.



  1. INFÓRMATE

  2. Una de los mayores aliados del sistema patriarcal es el desconocimiento que como sociedad tenemos sobre la opresión que el mismo patriarcado ejerce sobre nosotras. Tanto si eres mujer como, especialmente, si eres hombre, trata de leer y comprender sobre feminismo y las reivindicaciones que hay detrás del mismo, solo así podrás llegar a entender lo necesaria que es esta lucha y cuánto camino queda aún por andar.

    En concreto, en torno a las violencias, resulta esencial conocer los posibles indicios de maltrato ya sea para tomar consciencia de ellos y poder llegar a identificarlos si como mujer los sufres en algún momento (tristemente, ninguna estamos completamente a salvo), como por si alguna de las mujeres que conoces los experimenta. Muchas veces es complicado ser consciente desde dentro y necesitamos que una persona externa nos abra los ojos.

  3. ESCUCHA, CREE Y APOYA A LAS SUPERVIVIENTES

    Parece algo obvio pero no te imaginas la cantidad de mujeres que han sido y son aún cuestionadas tras hacer pública algún tipo de agresión. Es primordial que si una mujer te comparte su experiencia con algún tipo de violencia machista la escuches con atención para tratar de ofrecerle tu ayuda o simplemente tu apoyo, muchas veces lo único que necesitan es saber que estás ahí y que pueden contar contigo.

  4. GENERA ENTORNOS SEGUROS

    La violencia contra las mujeres y las niñas representa una atrocidad que ha sido perpetuada durante siglos, es ubicua pero no irremediable, a menos que la legitimemos. Tenemos que acabar completamente con la culpabilización de las víctimas y con los argumentos que promueven la arcaica idea de que las mujeres debemos evitar situaciones que podrían percibirse como peligrosas si únicamente lo son para nosotras. Necesitamos generar espacios de confianza donde no nos sintamos juzgadas ni intimidadas, donde podamos sabernos seguras de compartir(nos), sin temor a que se pongan en entredicho nuestras vivencias, los motivos por los que han ocurrido o si tenemos algo de responsabilidad. Porque no, no existe justificación posible para ningún tipo de violencia machista y los únicos responsables son los autores de las agresiones.

    Por otro lado, estas violencias son multiformes y se dan, prácticamente, en todos los ámbitos, incluido el familiar, amistoso y laboral. Si eres testigo de comportamientos o comentarios que las inducen o perpetúan, señalalo, o si alguien lo hace antes que tú, manifiesta que también compartes ese pensamiento. Frente a una violencia sistémica y tan profundamente arraigada a nuestra sociedad, son necesarias todas las voces que tratan de romper con el silencio y mostrar una postura en contra. Es algo fundamental para avanzar como sociedad y para acabar con esta realidad.

  5. MUESTRA TU OPOSICIÓN A LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN

    Es tal la incidencia y arraigo de dicha cultura que se hace necesario ponerle nombre propio. La cultura de la violación hace referencia a la normalización y justificación de cualquier tipo de violencia sexual contra las mujeres y se nutre de las persistentes desigualdades de género y de los comportamientos que vinculamos los mismos, hace falta seguir reflexionando sobre las connotaciones que le otorgamos a la masculinidad y la feminidad. Ponerle nombre a esta cultura, conocer cómo funciona y reconocer que, como personas criadas bajo su influjo, somos parte del problema, son los primeros pasos para suprimirla. Es clave analizar nuestro entorno y a nosotras mismas para ubicar aquellos estereotipos y prejuicios que permiten que la cultura de la violación exista con el fin de no continuar reproduciéndolos. También lo es promover una cultura del consentimiento, esto significa que sólo sí es sí y que es preciso que se exprese de manera consciente y libre.

  6. INVOLÚCRATE

    Participa activamente a través de un voluntariado o realiza donaciones a organizaciones con este fin. Realizar una inversión ya sea de tiempo o de dinero para ser parte de esta lucha es algo tremendamente útil y necesario.

    Ayudar o acompañar a otras mujeres que han sobrevivido al maltrato, ampliar sus voces, colaborar en su inserción social o coeducar en valores de igualdad a las generaciones más jóvenes y escuchar también lo que tienen para enseñar, son algunas de las cosas que puedes hacer por esta causa.

  7.  


    Consulta aquí todas las opciones de voluntariado con mujeres de Hacesfalta 



 


 


Patricia Martínez Aparicio, equipo de Hacesfalta 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo