Blog / Noticias


Ya tengo mi programa de voluntariado corporativo, ¿cómo sé si está funcionando?

18/04/2013

Portada del estudio

Desmenuzamos un informe de la multinacional Pfizer donde se evalúa el impacto de su programa de voluntariado internacional Global Health Fellow, os presentamos su metodología y extraemos algunos datos para reflexionar.


En este blog se han dedicado varios posts a la medición del impacto del voluntariado corporativo, uno de los mantras de esta materia. Y hoy traemos un nuevo post donde intentamos resumir el documento Evaluation of the Pfizer Global Health Fellows Program, publicado por el Center for International Health, de la Universidad de Boston, que evalúa el programa de voluntariado corporativo internacional Global Health Fellows de la multinacional farmacéutica Pfizer.


El estudio se elaboró en 2006, cuando ya habían participado 72 voluntarios de Pfizer, que habían viajado a 19 países en vías de desarrollo. El objetivo de este programa era usar las habilidades y la experiencia de la plantilla de Pfizer para aumentar el acceso a los servicios sanitarios y mejorar la salud de la población de los países en vías de desarrollo. Los voluntarios que participaban permanecían entre tres y seis meses trabajando en una ONG local del ámbito de la salud.


Con esta evaluación se pretendía responder a las siguientes tres preguntas:



  • ¿Cómo ha afectado este programa a los servicios de salud en estos países? ¿Ha tenido algún efecto en las ONG beneficiarias o en el desarrollo de la salud en el país?

  • ¿Cómo afecta el programa a los empleados de Pfizer y a sus unidades de trabajo?

  • ¿Qué posibilidades existen para la mejora o la expansión del programa?


¿Por qué Pfizer decidió encargar esta evaluación? Porque intuyó que el objetivo del programa, citado anteriormente, no se estaba cumpliendo: la empresa dudaba que realmente se estuviese consiguiendo el reto de mejorar la salud de esas poblaciones y, si se mejoraba, que fuese por sus capacidades específicas. Por consiguiente, el Center for International Health desarrolló la siguiente metodología para evaluar su programa:


1. Una encuesta a los voluntarios que habían participado en el programa y también a sus responsables en la empresa. Respondieron a la encuesta el 83% de los voluntarios y el 70% de los responsables. Los temas que se abordaron en la encuesta fueron varios:



  • Cúal es la capacidad para identificar los objetivos de los voluntarios en el proyecto, tanto en el plano personal como en el profesional. El 80% de los voluntarios se consideraron capaces de cuantificar estos objetivos.

  • Cúal es la capacidad para identificar los objetivos de la ONG con el proyecto.

  • Cuáles son los factores clave en la preparación de los voluntarios previa al viaje. El 72% valoró positivamente la preparación recibida antes de la salida.

  • El nivel de adecuación entre el perfil del voluntario y las tareas encomendadas por la ONG.

  • Cuál es el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos, tanto de los voluntarios y de las ONG. Es llamativo que el 88% de los voluntarios declararon haber alcanzado todos o la mayoría de los objetivos, mientras las ONG se quedaron en un 79%.

  • Cuál es el proceso de reincorporación al puesto de trabajo tras la experiencia del voluntario, donde un 14% indicó haber encontrado grandes dificultades al regreso.

  • El impacto de esta experiencia en los voluntarios. El 50% de los responsables consideró que este programa tuvo un efecto muy positivo en los voluntarios, y el 48% lo calificó de positivo.

  • Impacto en su trabajo en Pfizer, tanto a nivel general como en su propia unidad de trabajo. Hubo un 29% de responsables que opinó que el programa no había tenido ningún efecto en el grupo de trabajo.


2. Entrevistas a las ONG beneficiarias, que se realizaron personalmente en cinco de los 19 países donde se habían desarrollado las acciones de este programa. Estos cinco países suponen el 60% de los viajes realizados a terreno. Los puntos que se trataron en estas conversaciones con las ONG fueron:



  • Beneficios para la ONG: en procesos internos o nuevos servicios desarrolladas; en competencias transferidas o adquiridas, y en nuevas propuestas y actitudes incorporadas a la ONG.

  • Posibilidad de expandir y/o replicar estos beneficios generados.

  • Grado de definición previa de las tareas a realizar por el voluntario.

  • Claves para el éxito de estas tareas.

  • Orígenes de los posibles problemas o conflictos.

  • Impacto en la imagen y reputación de Pfizer.

  • Impacto en el desarrollo sanitario de la comunidad y del país.


3. En estos cinco países también se realizaron entrevistas a líderes de opinión para conocer su punto de vista sobre el programa de Pfizer.


Más allá de las conclusiones concretas a las que llegaron sobre el programa de Pfizer, de la lectura de este documento podemos extraer algunas lecciones interesantes:



  • Se analiza un programa concreto de voluntariado corporativo de especial relevancia para la empresa, y no se evalúa el impacto de todo el plan de voluntariado de la empresa.

  • Este programa tiene un objetivo claramente definido y ya existe cierta percepción o preocupación de que este objetivo no se está cumpliendo íntegramente.

  • La evaluación se realiza por parte de una entidad especializada, y con un amplio conocimiento sobre la materia.

  • Desde el principio se asumen ciertas limitaciones en cuanto al alcance de la evaluación, sobre todo, en la participación de las ONG, ya que sólo se entrevista al 60% de las entidades beneficiarias.

  • Pese al esfuerzo realizado parece que se queda sólo en medición de resultados y no se llega al impacto real en los beneficiarios, como mucho al impacto en la ONG, porque se reconoce la dificultad de atribuir el desarrollo de una comunidad a un único programa.


Si estás interesad@ en el voluntariado corporativo, te recomendamos esta lectura, tanto por el nivel de detalle como por la amplitud de los datos aportados.


¡Buena lectura!


 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa