Experiencias de Voluntariado


Turismo solidario con El Color de la Papaya

Autor/a
Elia García
País
España
Provincia
Segovia

Es una experiencia de Elia García

La pasada Semana Santa estuve con mi hermana y una amiga en Gambia, a través de la ONG El Color de la Papaya (http://elcolordelapapaya.blogspot.com), que lleva años ayudando a los niños de la escuela coránica de Kerrgallo. Nosotras no íbamos a trabajar con la organización en ningún proyecto, sino a contribuir económicamente con lo pagado por nuestro alojamiento, a llevarles en nuestra maleta medicamentos y ropa que nos proporcionó en su mayoría Mensajeros por Gambia (digamos que es la filial de El Color de la Papaya en España) y, sobre todo, a pasar tiempo y compartir experiencias con la gente de allí. Esto te da una idea, aunque sea somera, de su modo de vida y su día a día y te hace más consciente del abismo que existe con el nuestro. Después de comprobar que podíamos alojarnos en esas fechas en la casa de Gustavo Acevedo (fundador de El Color de la Papaya), contactamos con David Urbán para que nos enviase de Barcelona a Madrid un cargamento de batidos nutritivos que transportar hasta allá en nuestras maletas. Estos productos son donados por distribuidores aquí en España y sirven para paliar allí la desnutrición crónica que padecen muchos niños de la escuela de Kerrgallo. En esos momentos no había disponibles, así que finalmente llevamos ropa deportiva. Royal Air Maroc, con quien volamos, te deja facturar sin sobrecoste dos maletas de 23 kgs.


En Kergallo, Gustavo y su equipo han ido consiguiendo, primero, que los niños tuviesen una comida extra al día, y después, mejorar las condiciones de vida de toda la comunidad. Gracias a su esfuerzo, ahora tienen un dispensario médico y han logrado que dos médicos cubanos pasen consulta una vez a la semana. Están construyendo un comedor, y un edificio dormitorio para los niños, porque en estos momentos los niños duermen en unas cabañas con un colchón de paja en el suelo.


Se puede decir que el proyecto es integral porque abarca sanidad, educación y también autoabastecimiento. De hecho, ya está en marcha un terreno para cultivar que trabajaría la gente de Kerrgallo y que en un futuro cercano, según Gustavo, será suficiente para que la labor de El Color de la Papaya pueda concluir y los habitantes del pueblo tomen el relevo y las riendas de su destino.


Nosotras estuvimos dos días en el pueblecito de Kerrgallo. Gustavo nos enseñó lo que está haciendo allí El Color de la Papaya. Estuvimos con los niños jugando al fútbol, cantando canciones (http://tralaraanimaciones.blogspot.com/2011/04/dos-monas-en-kergallo.htm...) y haciendo lo que se nos ocurría.


Aunque no estéis alojados en casa de Gustavo, podéis ir a visitar Kerrgallo y él os enseña lo que allí se está haciendo. Eso sí, está bien que si tenéis idea de pasar por allí, os pongáis en contacto con Mensajeros x Gambia para que os proporcionen batidos que llevar.


Y como resulta imposible contar todo lo que quiero contar, os remito a www.conlamochila.com/blog/elia, donde hay colgada una crónica más detallada y con datos prácticos, y también a la Guía de Gambia que ha elaborado David Urbán (http://www.ennlaza.es/engambia/GUIA_PERSONAL_DE_UN_VIAJERO.pdf).


 

Comentarios de esta experiencia:

 
 

OPORTUNIDADES

PUBLICIDAD

 

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo