Blog / Noticias


“Ayudar a través de mi profesión es una oportunidad fantástica”

13/03/2012

imagen de Paco Vílchez

Paco Vílchez, profesor de yoga, imparte clases gratuitas a personas con problemas de salud, en situación penitenciaria o con discapacidad. A través de este post, contamos su experiencia de voluntariado profesional y cómo comenzó su actividad gracias a “Colabora Empresa-ONG”.


Hace unos meses, el centro Loto Yoga contactó con nuestro equipo con una idea interesante: ofrecer a los profesionales que acudían a su bolsa de empleo la posibilidad de realizar sesiones voluntarias para colectivos en riesgo de exclusión. Jesús Santín, responsable del centro, publicó varias oportunidades de colaboración en “Colabora Empresa-ONG” (a las que, por cierto, aún pueden apuntarse las ONG interesadas), a través de las cuales encontró unas 30 ONG interesadas en el proyecto. Después, contactó con ellas para conocer sus necesidades, y, con todas las oportunidades de colaboración que recogió, creó el blog yogasolidario.org.


Paco Vílchez es un profesor de yoga inscrito en la bolsa de trabajo de Loto Yoga. Al apuntarse a esta, indicó que le interesaba recibir oportunidades de voluntariado para ayudar a colectivos en riesgo de exclusión a través del yoga. “Me apunté y enseguida me llamaron para colaborar. Me encanta el yoga y creo que a través de esta práctica se puede ayudar a mucha gente, en especial a personas enfermas. He leído estudios sobre los efectos del yoga en personas enfermas del corazón y los resultados son impresionantes”, explica.


Clases a colectivos desfavorecidos

Ahora, Paco realiza clases voluntarias de yoga para la Asociación de Mujeres con Fibromialgia. Tiene 5 alumnas y está encantado, ya que “ellas se encuentran mucho mejor, es estupendo”. Además, acaba de empezar otras sesiones voluntarias para personas con discapacidad. “Aún estoy en fase de experimentación, ya que es complicado adaptar los ejercicios para ellas, pero poco a poco lo conseguiremos”, añade.


“El yoga aporta muchos beneficios a personas que están pasando por una situación compleja: tranquilidad, relajación, mejoría del dolor y esperanza. Las personas salen tranquilas y animadas. Además, le ayuda a salir de la rutina”, afirma.

Además, Paco realiza otra clase voluntaria para personas en situación penitenciaria de la cárcel de Navalcarrnero una vez cada dos semanas. “La gente se siente muy bien, en la cárcel lo esperaban como agua de mayo”.



Sobre el voluntariado profesional

“Para mí ayudar a través de mi profesión es una oportunidad fantástica. Todo el mundo debería hacerlo más a menudo. Si todos pusiéramos nuestro grano de arena, el mundo sería diferente. Además, si haces voluntariado es mejor hacer lo que te gusta. Buscar tus aptitudes y actuar según lo que sientes, nunca en contra”.


“Antes era comercial y producía dinero. Ahora tengo la satisfacción de dedicarme a lo que me gusta y además, ayudar a gente que lo necesita. Produzco sonrisas”.

 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado , Voluntariado y empresa

 

Comentarios de esta noticia

Elena Gomez Godoy -15/03/2012
Hola Paco,
me ha encantado esta iniciativa; me alegra leer que compartes una experiencia tan saludable a todos los niveles, además de que en estos tiempos, en que lo económico manda, muchas personas no pueden permitirse contactar con ciertas actividades.
Yo también practico yoga hace unos años y desde luego, se ha convertido para mí en esa "esperanza" de la que tu hablas.
Mucha fuerza para continuar tu labor. Elena

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ