Blog / Noticias


3 formas creativas y dinámicas de voluntariado profesional

12/04/2012

Foto de Procsilas - Flickr

Tres modelos novedosos de voluntariado corporativo profesional que ya están funcionando en Estados Unidos


En un post anterior ya profundizamos en el voluntariado profesional, presentando sus ventajas, riesgos y formas para superarlos, y ya anticipábamos que presentaríamos algunos modelos innovadores de voluntariado profesional, que provienen de EE.UU. y ya llevan un tiempo funcionando.


Estas nuevas formas de voluntariado profesional comparten entre sí que la dedicación de tiempo es puntual y permiten la participación de equipos de trabajo más numerosos, como en el primer caso, o más reducidos como en el segundo caso. Además, se abren a nuevas áreas de trabajo, diferentes a las habituales de consultoría y derecho.


1. Maratón de pro bono


Consiste en una jornada de trabajo donde profesionales de una empresa colaboran con entidades sociales para ayudarles a resolver un determinado problema, ofreciéndoles una solución al finalizar la jornada. Suelen ser maratones de 10-12 horas en un día. La empresa Discovery Communications, ya ha desarrollado dos ediciones. En 2011 participaron 24 ONG y más de 200 personas de la compañía.


Esta segunda edición contó con una novedad, y es que, además del maratón de pro bono, la empresa organizó para todas las ONG que se habían presentado a la convovatoria una jornada de trabajo con mesas redondas, buenas prácticas y talleres sobre comunicación, redes sociales o relaciones externas, materias donde opera la empresa, impartidos por su plantilla.


Este proceso de organización de un Maratón de pro bono es el siguiente:



  • La ONG se registra y plantea su solicitud a Discovery en una serie de materias definidas previamente por la empresa en función de sus conocimientos.

  • Si la ONG es seleccionada para participar en el maratón, una persona que liderará uno de los equipos de voluntariado se pone en contacto con ella para conocer en más detalle su petición y su necesidad, así como recabar más información sobre la ONG.

  • En el desarrollo de la maratoniana jornada de voluntariado también asisten personas de la ONG para aportar conocimiento adicional e ir opinando sobre las soluciones planteadas.


Si quieres conocer de primera mano la opinión de una ONG participante, te recomendamos este post de Volunteer Match sobre cómo ejecutar un perfecto maratón de pro bono.


2. Consejero por un día


Hemos conocido este modelo a través de Common Good Ventures, que ha desarrollado más de 50 acciones de este tipo. El propósito de esta actividad es atender las necesidades de las ONG en estrategia, planificación financiera y gestión de proyectos en un entorno cambiante como el actual. La forma de responder a estos retos es con una sesión de brainstroming de 90 minutos donde asisten 12 personas experimentadas en la problema planteado que proceden del ámbito empresarial y del no lucrativo.


El proceso se prolonga durante cinco o seis semanas. Antes de celebrarse la sesión de brainstorming es necesario que la ONG haya trabajado sobre el problema que se va a plantear, prepare un resumen con la información que se va a entregar a las personas asistentes y se entrene, junto con Common Good Ventures, en cómo desarrollar la sesión de brainstorming.


Las ONG reconocen que en esta fase previa de preparación de la sesión se obtiene un primer aprendizaje muy interesante al abordar la historia y origen de un determinado problema desde la óptica de explicárselo a alguien que no lo conoce. En la sesión principal no hay necesidad de llegar a una solución definitiva al problema planteado, pero la ONG obtiene información sobre posibles soluciones y nuevas impresiones sobre el problema, que proceden de personas que no están relacionadas habitualmente con la ONG, y con amplia experiencia en la materia.


 


3. Ideas frescas


Una idea similar a la anterior es el desarrollado en Chicago por Insight Labs, donde se trabajan diferentes retos y problemas de entidades no lucrativas o gubernamentales en sesiones de trabajo donde participan alrededor de una docena de personas con brillantes trayectorias profesionales y sin ningún contacto previo con la entidad.


Representantes de ONG en estas sesiones valoran especialmente la honestidad de los participantes porque no tienen ninguna expectativa previa sobre la ONG, ni la ONG sobre ellos. Y añaden que cuando estos mismos temas son tratados internamente en la organización, las opiniones de usuarios, plantilla o junta directiva son valiosas, pero también muestran un interés personal en la forma en que debe funcionar la entidad.


Estos dos últimos ejemplos no buscan tanto encontrar una solución determinada a un problema concreto, sino abordarlo y observarlo desde ópticas diferentes. Pueden ser una opción muy válida para el voluntariado corporativo de los equipos directivos de las empresas, resolviendo el problema de encontrar tiempo para este tipo de actividades y sintiéndose útiles al aportar sus conocimientos fruto de la experiencia profesional.


¿Qué empresa, ONG o entidad intermediaria se anima con alguna de estas posibilidades? Que nos lo cuente y nos invite a participar.


 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa