Blog / Noticias


9 claves para construir un programa de voluntariado corporativo sostenible

21/05/2012

vc

Os acercamos 9 claves para abordar los retos a los que se enfrentan los programas de voluntariado corporativo que buscan su mantenimiento y sostenibilidad en el tiempo, según VolunteerMatch.


 


Hoy en día, se considera a los programas de voluntariado corporativo una pieza clave para crear  impacto en la comunidad y dentro de la cultura de una empresa. Donar tiempo implica un mayor compromiso y esfuerzo que aportar fondos. Es decir, una iniciativa de voluntariado corporativo  requiere una coordinación y un esfuerzo significativos si se compara con el compromiso de la empresa en otras iniciativas de acción social. 


Quienes gestionan programas de voluntariado corporativo se enfrentan a tres retos principales a la hora de implementar, mantener y hacer crecer sus programas: complejidad estructural dentro de la empresa, ausencia de normas definidas y establecidas para la medición del impacto de sus acciones y limitaciones de recursos.


Nueve elementos a tener en cuenta

Para identificar y superar estos desafíos, VolunteerMatch desarrolla un marco único para orientar a los gestores de estos programas hacia el éxito a través de 9 elementos:



  1. Estrategia global del programa: Es fundamental para el éxito del programa. Debe incluir una misión, visión y objetivos. Define el enfoque, la conexión con la marca y un plan, lo que puede significar reposicionar a los voluntarios para encajar sus acciones con el propósito de la empresa y los valores de marca.

  2. Branding: Un programa con “marca” puede emocionar e inspirar a la acción si está alineado con los objetivos generales de la empresa y su imagen de marca. Que el programa tenga una fuerte marca dentro de la organización es independiente de que inspire a la participación.

  3. ONG: Identificar las entidades sin fines de lucro que se alinean con los objetivos de la empresa ayuda a aumentar el impacto del programa. Un socio potente es el que permite el desarrollo de las habilidades específicas del personal de una empresa y proporciona una relación convincente para comunicar a la plantilla y agentes externos. La búsqueda de sinergias es clave para ayudar a ambas organizaciones a darse cuenta del valor total de la asociación.

  4. Comunicación Interna y Externa: La comunicación con el público clave es importante para lograr los objetivos del programa. Un plan efectivo incluye mensajes clave, los objetivos, las tácticas, y un horizonte temporal que deben ser adaptados según el público al que se dirijan. La estrategia de comunicación debe seguir un mensaje coherente y consistente para todos sus públicos.

  5. Reconocimiento e Incentivos: El reconocimiento a los empleados les ayuda a percibir el valor de su contribución y fomenta la participación continua en el programa. Es importante que el reconocimiento y los incentivos sean únicos para cada empresa, ya que cada una tendrá su propia cultura y un determinado presupuesto. Comprender e identificar lo que motiva a la plantilla guiará el reconocimiento efectivo.

  6. Evaluación y Medición: La medición de cómo un programa impacta en la empresa y la comunidad solo es posible mediante la evaluación y el análisis. Se debe identificar qué métricas son las que tienen más relevancia para el programa y sólo a continuación, se podrá analizar la forma en que el programa impacta sobre los objetivos sociales y de negocio.

  7. Participación de la dirección: La participación de la alta dirección y de los equipos intermedios ayuda a que los programas de voluntariado se integren más profundamente en la cultura de una empresa. También es la forma de que éstos comprendan el impacto del voluntariado gracias al teambuilding que se genera o el desarrollo de habilidades de sus empleados. Además provocará el acercamiento entre todos niveles de empleados.

  8. Organización y Formación: Centrarse en la implementación del programa y el crecimiento permite la ampliación de los programas de manera más eficiente. Un factor clave en la estructura organizativa es la delegación de responsabilidades entre los gestores del programa, ejecutivos, áreas funcionales y de otros grupos dentro de la organización. La estructura debe ajustarse a la cultura, la dinámica y los procesos internos propios de la empresa. La formación es también importante como método para conocer las expectativas del programa de la plantilla.

  9. Voluntariado basado en habilidades: Un programa de voluntariado basado en habilidades, debería basarse en las habilidades únicas de los empleados de una empresa (o aprender otras nuevas) como base para crear un mayor compromiso e impacto.


¿Echas en falta algún factor clave en un programa de voluntariado corporativo sostenible? ¿Te animas a compartir el elemento número diez?

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa