Blog / Noticias


Consejos para hacer voluntariado con personas con discapacidad

08/10/2019

voluntariado personas con discapacidad

A la hora de elegir un voluntariado nos surgen dudas sobre si seremos capaces de hacerlo bien o no con los/as usuarios/as. Cuando se trata de ayudar a personas con discapacidad, al igual que con cualquier otro colectivo, es importante contar con una formación previa y conocer una serie de cosas que te contamos a continuación para que pongas en práctica.


 


Si estás pensando en dedicar tu tiempo a ayudar a personas con algún tipo de discapacidad, ya sea física o intelectual, en este post encontrarás consejos para interactuar de la forma más enriquecedora. 



  • Antes de comenzar la actividad es imprescindible que la entidad que organiza el voluntariado te brinde la formación y conocimientos necesarios sobre el colectivo con el que se va a trabajar y las distintas discapacidades que pueden darse (auditiva, visual, intelectual, física o mental), así como el perfil de sus beneficiarios/as. 

  • Deberás adaptarte al ritmo de trabajo y a las pautas establecidas previamente, para no alterar los planes de acción ni perjudicar a las personas con las que vas a interactuar.  

  • Tu actitud debe ser como una relación de igual a igual. No subestimes ni juzgues antes de tiempo a nadie, porque el ser humano nunca deja de sorprender.

  • Habla mirando a los ojos de la persona a la que te quieres referir, sin dirigirte a su acompañante cuando quieras interactuar con él/ella.

  • Pregunta antes de ayudar: no des por hecho que necesitan ayuda, ofrécete cuando creas que la persona puede necesitarla. Cuando les ayudes, hazlo con naturalidad. Y cuando te digan que no necesitan ayuda, no te sientas ofendido/a. 

  • Pregunta acerca de todo lo que creas que tienes una opinión. No basta con suponer lo que crees que esa persona quiere o siente. Cada uno pensamos, queremos y sentimos de diferentes formas.

  • Sé visible en todo momento. Independientemente de que quieran o no nuestra ayuda, deben saber que pueden contar con nosotros/as cuando quieran.

  • Respeta su espacio personal. No agobies con tu presencia ni insistencia. Todos/as necesitamos sentirnos como pez en el agua. 

  • No les trates como si fuesen niñas/os. Tenemos capacidades diferentes, se trata de ponérnoslo fácil entre nosotros y favorecer la inclusión en la sociedad.

  • Actúa con naturalidad.

  • Sé respetuoso/a, paciente y flexible. Trata a los demás como te gustaría que te tratasen.

  • Utiliza un vocabulario sencillo para evitar confusiones y asegúrate de que se te ha entendido bien. 


Como hemos señalado anteriormente, existen diferentes tipos de discapacidades y cada una requiere de una atención y/o cuidados diferentes. Te mostramos algunos ejemplo a continuación:

Discapacidad física

- La persona puede necesitar ayuda para alcanzar objetos, abrir puertas o ventanas… Si camina despacio o utiliza muletas, intenta ajustar tu paso al suyo. Si necesita hacer uso de una silla de ruedas, un andador o un teclado especial y desconoces su manejo, pregúntale cómo se utiliza y cómo puedes ayudarle. No olvides que si te diriges a una persona en silla de ruedas, siempre que sea posible, debes intentar situarte a su misma altura y mirarle a los ojos.

- Intenta que sus muletas o silla de ruedas estén siempre próximos a él/ella para que pueda utilizarlas cuando desee. 

- No te dejes caer ni te apoyes en su silla ya que es parte de su espacio y podría molestarle. Es decir, respeta su espacio personal.

- En caso de que esta persona utilice prótesis, no fijes la mirada en ella. 

- No empujar ni mover la silla sin su autorización previa. 

- Cuando nos encontremos con obstáculos, debemos tumbar la silla hacia atrás e ir bajando por las ruedas traseras. 

Discapacidad visual

- En primer lugar, debes identificarte al acercarte para que sepa quién es su interlocutor. Como consecuencia, debes avisarle antes de ausentarte.

- Tu mensaje debe ser preciso y específico, sin sustituir el lenguaje verbal por gestos. Cuando vayas como acompañante a su lado, ofrécele el brazo y camina un paso por delante. Procura, a su vez, que no reciba empujones y no tenga muchos obstáculos por el camino. 

Discapacidad auditiva

- Sitúate de frente para que pueda leer tus labios con facilidad cuando te esté mirando y evita dirigirte a la persona cuando se encuentre de espaldas.

- Si no conoces el lenguaje de signos intenta hablarle despacio y vocalizando claramente, con el rostro bien iluminado para que pueda leer tus labios, y asegúrate de que lo ha entendido. 

- Si tienes muchas dificultades para comunicarte, siempre puedes escribir aquello que quieras decir. 

Discapacidad intelectual

- Infórmate de su condición y adáptate a su capacidad y a su edad, sin tratarlo como a un/a niño/a para que se desenvuelva solo/a en las actividades.

- Como hemos comentado anteriormente, utiliza un vocabulario sencilloten paciencia durante la conversación y facilita su relación con otras personas.

Nunca olvides que tienen capacidades diferentes, como cualquiera de nosotros/as y por eso debemos facilitarles la inclusión en la sociedad.

En el buscador de ofertas de voluntariado encontrarás multitud de oportunidades para dedicar tu tiempo como voluntari@ a personas con discapacidad. 


 ¡Haz voluntariado con personas con discapacidad!


 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

 

Con el apoyo de: 

 

 

Visita hacesfalta.org empleo