Blog / Noticias


El voluntariado corporativo: ¿en tiempo laboral o personal?

20/03/2013

En este post intentamos aportar algunas claves a un debate muy habitual sobre voluntariado corporativo: ¿se hace dentro o fuera de la jornada laboral?


La posibilidad de realizar ciertas acciones de voluntariado corporativo en horas de jornada laboral, y no solo en el tiempo libre de la plantilla, es una de las dudas eternas que surge al hablar de voluntariado corporativo en cualquier foro.


Según el último estudio del Observatorio de Voluntariado Corporativo en España el 41% de las empresas contemplaba la realización de voluntariado corporativo dentro de la jornada laboral. Este dato responde a realidades muy diversas:



  1. Empresas que han recogido en sus políticas de voluntariado corporativo que el empleado pueda dedicar a acciones de voluntariado un número determinado de horas de su jornada laboral anual. Este número suele estar entre las 8 y las 40 horas al año.

  2. Compañías donde no hay un compromiso expreso en su política de dedicar horas de la jornada laboral al voluntariado, pero sí se permite que ciertas acciones se desarrollen dentro del tiempo laboral. Estas acciones suelen ser actividades directamente impulsadas por la empresa y que tienen un protagonismo especial en su programa de voluntariado corporativo.

  3. Finalmente, empresas que sólo desarrollan las acciones de voluntariado corporativo en el tiempo libre de la plantilla.


Una solución intermedia es recompensar las horas de voluntariado realizadas en el horario personal del empleado con días de vacaciones adicionales. Es cierto que una empresa que tiene implantada esta política reconocía hace unos días que ningún empleado había solicitado esos días extras de vacaciones.


¿Por qué opción decantarse? Hay diversos factores a tener en cuenta:



  • El tipo de trabajo. Si la mayoría de puestos de trabajo están en una cadena de producción o en atención al público será más difícil disponer de horas en la jornada laboral por la complejidad de cuadrar los turnos. Además, se podrían generar agravios comparativos a favor de los empleados de servicios centrales.

  • La tipología de los proyectos de voluntariado corporativo. Por ejemplo, si la empresa ha decidido realizar acciones de voluntariado vinculadas con la educación, se deberá contemplar la posibilidad de dedicar horas de la jornada laboral porque el horario escolar determinará la posibilidad de realizar ciertas acciones.

  • La progresividad. En un programa de voluntariado corporativo que se está iniciando puede que no sea necesario disponer de estas horas de la jornada laboral, pero según vaya ampliándose el programa, sí será necesario contar con estas horas, aunque sea para algunas acciones específicas.

  • La cultura de la empresa. Siempre es un factor determinante en cualquier decisión sobre voluntariado corporativo, y en este tema se deberá tener en cuenta la flexibilidad en los horarios, una cultura más o menos presentista...


Es una decisión importante porque en los estudios sobre voluntariado siempre se aduce como principal razón para no implicarse la ausencia de tiempo, y que la empresa pueda ofrecer estas horas de la jornada laboral facilita esta conciliación entre vida personal y profesional.


Hace unos días escuché a una persona responsable del programa del voluntariado corporativo de una gran empresa que ha optado por la segunda opción de las que se presentan arriba. Contó que no es tan difícil encontrar la comprensión de los mandos intermedios para que sus equipos participen puntualmente en estas acciones de voluntariado en el horario laboral. Siempre que viesen que el empleado regresaba a su puesto de trabajo satisfechoso y con la tarea realizada, sobre todo si tenía vinculación con su ocupación profesional.


Ken Allen, al que nos referimos en el último post, también comentó este tema en su sesión en el IESE, y planteó una reflexión interesante: posiblemente el empleado que disponga de las horas “reservadas” para el voluntariado sea el empleado que deja su trabajo bien hecho para no perjudicar a sus compañeros, clientes o empresa.


Para acabar, una anecdota. Estuve en una jornada sobre voluntariado corporativo donde participaban varias ONG: algunas argumentaban que si las empresas no cedían horas de la jornada laboral, no se podría hablar propiamente de voluntariado corporativo, porque no había ese apoyo de la empresa; otras decían que si el voluntariado se realizaba en jornada laboral, no se podría hablar de voluntariado porque el “voluntario” recibe una prestación a cambio de su tarea altruista...


¿Y tú, qué opinas?




 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa

 

Comentarios de esta noticia

Pilar Garcia Lombardia -01/04/2013
En efecto, es un tema que siempre sale en el debate. Sin embargo, me parece que hay algo de "pseudoproblema" en la cuestión, quiero decir, es el "debate fácil", por decirlo así. Si una empresa, y en especial su Dirección, está verdaderamente comprometida y decidida a hacer voluntariado corporativo, este tipo de cuestiones se resuelven habitualmente por la via del diálogo, el consenso y el sentido común.
La donación de tiempo, el sacrificio por decirlo asi, debería ser compartido por empleados y empresa. ¿En qué medida? En la que dicte el sentido común, el tipo de trabajo y el tipo de actividad. Pero las horas no deben convertirse en la principal "donación" de la empresa: me parece mucho más importante la puesta a disposicion del voluntario de otro tipo de recursos, como la formación, la información, etc.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

Amparo Gea -02/04/2013
Quiero compartir con vosotros una nueva experiencia, su nombre es SANSUEÑA.
Sansueña es un espacio asociativo que en el presente encuadre de crisis y sin financiación alguna, apuesta a la conciliación familiar y el emponderamiento de la mujer
¿Cómo? promopiendo una batería de actividades accesibles que apuestan a la participación activa de cada uno, jerarquizando el lugar que en él ocupan los niños.
Sansueña propone espectáculos de cuenta cuentos, títeres, pero también talleres de yoga, tai-chi, narración oral, teatro, matemáticas divertidas,y enseñanza de idiomas como acercamiento a la cultura árabe y china plástica para adultos y para niños.
Sansueña no es un espacio mas, sino que suma el aporte de profesionales altamente calificados. Tiene talleres con precios sociales desde 27 al mes y descuentos para parados.
Participando de sus actividades estarás contribuyendo a proyectos de apoyo a familias en riesgo de exclusión.
El proyecto apuesta al emponderamiento de la mujer, el diálogo intercultural y la generación de puestos laborales para trabajadores de la cultura y del área social, aportandoo un ambiente positivo y de integración failiar
Sansueña está en Tres peces 32 casi Santa Isabel, muy cerca del cine Doré.En la web lo encuentras en www.elojocojo.org/test2

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

Marta Soler Rebollo -14/04/2013
Es un tema complicado y sinceramente para que resulte eficaz y de verdad tenga sentido la organización tiene que tener una gestión del Plan de Voluntariado maravillo porque sino lo único que se consigue es que el trabajador trabaje el doble a cambio de nada.

Personalmente y porque lo he vivido odio el voluntariado corportativo. Mi puesto de trabajo es una cosa y mi decisión de realizar un voluntariado en mi tiempo libre otra. Si el voluntariado no se encuentra dentro de la jornada laboral me parece una forma de aprovecharse de los trabajadores.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ