Blog / Noticias


Pensando ya en el verano de 2012

11/01/2012

Un avión en vuelo

Los programas internacionales de voluntariado corporativo requieren anticipación y una preparación minuciosa, te damos unas pistas para este verano


El voluntariado corporativo internacional es una realidad que está creciendo, así se comentó en el Congreso Internacional de Voluntariado del pasado noviembre en Barcelona y en la Jornada Organizada por Fundación Codespa sobre voluntariado corporativo para el desarrollo del mismo mes.


En esta Jornada, Sergi Burrull, Coordinador del programa CooperantesCaixa, presentó dicha iniciativa de una forma muy didáctica, explicando los principales interrogantes que se planteó la entidad financiera en los inicios del programa y cómo los respondieron. En los primeros momentos dudaron entre si su enfoque sería técnico o asistencial, y optaron por el primero, buscando aportar las capacidades profesionales de sus voluntarios en proyectos de cooperación donde estos conocimientos pudiesen contribuir a su mejor ejecución.


Apostaron por poner el foco en mejorar las condiciones de vida de la población vulnerable a través de la asistencia técnica, fortaleciendo las capacidades de estas personas. Junto al impacto en terreno, la sensibilización de la plantilla de La Caixa en España era otro de sus objetivos. Algunas claves en la exposición de Sergi que se deberían tener en cuenta para programas de este tipo:



  • La importancia de dedicar tiempo a establecer los objetivos, pensando tanto en su impacto social en el proyecto de cooperación, como en las personas de la plantilla participantes.

  • El enfoque de que el viaje dura tres semanas, pero el proyecto se extiende varios meses. En estos meses las personas participantes conocen a sus compañeros de viaje, profundizan en el proyecto donde van a colaborar y en la realidad donde van a pasar esas tres semanas, y al regreso comparten su experiencia vivida.

  • Esta duración permite incorporar en la fase de selección de las personas participantes buenas prácticas como la formación (online sobre cooperación al desarrollo y presencial sobre la forma de intervenir en los países de destino) y la intervención de una consultora especializada en la gestión de expectativas de quienes van a viajar.

  • En los cuatro años de andadura del proyecto se ha realizado, junto a las evaluaciones internas del mismo, una evaluación externa para identificar mejoras y puntos débiles de CooperantesCaixa. Esta preocupación por mejorar su programa les permite tener identificados cuáles son sus riesgos (visión paternalista, seguridad de los voluntarios, anteponer los intereses propios…) y cómo intentar solventarlos.


Los datos de las personas participantes, 10 en su primera edición y 40 en la última, muestran que este programa de voluntariado corporativo ha sido muy bien valorado, y que su planteamiento ha ido de menos a más. Buenas prácticas y planteamientos interesantes que una empresa que vaya a poner en marcha un programa de este tipo debería tener en cuenta. ¿Qué empresa se anima para este 2012?


Puedes acceder a la presentación que realizó Sergi Burrull. 


 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa