Blog / Noticias


Pistas para la relación entre empresas y ONG

07/02/2013

Portada de la guía

Gracias a la guía recientemente publicada por la FEVOCAM os proponemos algunas pautas para facilitar que la relación entre empresas y ONG sea exitosa


A finales de enero se presentó la guía “Relación entre las Entidades de Acción Voluntaria y las Empresas” editada por la FEVOCAM (Plataforma de Entidades de Voluntariado de la Comunidad de Madrid). Dado que el propósito de la FEVOCAM es promover y potenciar el voluntariado y su objetivo es fortalecer el trabajo en red, el contenido de la publicación se centra en el voluntariado corporativo y en cómo abordar las relaciones entre empresas y ONG en este ámbito.


Es un texto breve que, además de servir a las ONG que se interesan en el voluntariado corporativo, también aporta algunas pistas para las empresas sobre cómo plantear su acercamiento y colaboración con las ONG. En muchas ocasiones, las empresas y las ONG se acercan para organizar acciones de voluntariado con expectativas e intereses muy diferentes, y estas diferencias tensionan y dificultan el trabajo conjunto.


La FEVOCAM propone que todos los pasos de la relación entre la ONG y la empresa se enmarquen en un recorrido de sensibilización, en un itinerario de acción-reflexión que evolucione por cinco etapas:



  • Formación teórica. Supone la comprensión por parte de la empresa de la labor social a realizar y una reflexión sobre la realidad en la que se va a intervenir.

  • Visita. La empresa conoce el espacio y el entorno de la ONG donde se va a colaborar.

  • Actividad experiencial. Contacto, directo o indirecto, con la realidad en la que trabaja la ONG. Esta fase sería la acción de voluntariado donde participa la plantilla y que es fruto de la colaboración entre la empresa y la ONG.

  • Evaluación y valoración. La empresa, la ONG y los empleados que han participado en la actividad de voluntariado corporaitvo revalúan y valoran la actividad realizada. Esta evaluación servirá para determinar el impacto que la actividad ha tenido en todas las partes implicadas.

  • Fidelización. Acciones impulsadas por la ONG para aumentar su grado de relación con la empresa y las personas voluntarias que participaron en la actividad.


Es frecuente que la relación entre la empresa y la ONG se reduzca al tercer momento, que toda la conversación entre las dos organizaciones se centre en cómo planificar la actividad a realizar. El éxito, el de verdad, el auténtico, no será fruto de cómo se haya organizado la logística de esta fase, sino de que se haya transitado por estas cinco etapas.


Las empresas nunca deberían olvidar que las organizaciones sociales con las que colaboran en las acciones de VC no son meras realizadoras de actividades o prestadoras de servicios, sino que tienen en su misión la transformación social. En este cambio social la sensibilización e implicación de las empresas es un tarea fundamental para las ONG.


 

Diego Lejarazu | secciones: Voluntariado y empresa