Blog / Noticias


Redes sociales y voluntariado corporativo

21/10/2011

Foto de Flickr - nscap

En este momento las redes sociales han cambiado la forma de relacionarnos, ¿cómo están impulsando o impulsarán el voluntariado corporativo?


 


Tomando como base una serie de post de Volunteer Match sobre este tema, acercamos este reto a las empresas españolas. Intentaremos facilitar consejos, ejemplos y animar a las empresas a dar el paso.


 


Partimos de que las redes sociales y el voluntariado se integran perfectamente, porque los dos son inherentemente sociales. El voluntariado es interacción social, relacionarse, compartir, no es solo hacer: justo lo mismo que las redes sociales.


 


Un primer paso sería que las empresas permitiesen el acceso de sus plantillas a las redes sociales en sus puestos de trabajo. Puede que algunos equipos directivos les parezca una locura, pero igual este estudio del Instituto TNO, que revela que las personas que usan las redes sociales en el trabajo estimulan la creatividad y la innovación, les hace cambiar de idea.


 


Además, las redes sociales no son solo una expresión de moda, es una parte importante de su vida, y de su forma de conversar y relacionarse, para muchas personas. El 62% de los adultos usan las redes sociales para hablar sobre su vida profesional. Para un programa de voluntariado puede ser la mayor oportunidad de construir participación y compromiso con la plantilla.


 


Junto a esta posibilidad de fomentar la participación, no podemos olvidar que la principal fortaleza de las redes sociales es su capacidad de contar historias. Las redes permiten una comunicación auténtica entre los empleados y construir una relación más fuerte entre las plantillas y las empresas.


 


Y un dato interesante del Pew Research Center, las personas que participan en redes sociales y grupos online son más comprometidos con los grupos offline, en especial, en actividades de voluntariado.


 


Formar a la plantilla


El siguiente paso sería formar a la plantilla, tanto en el uso de las redes sociales (si no tiene conocimientos previos), como en la forma correcta de comunicar su mensaje y el corporativo. Junto a la formación, se debe elaborar una política del uso de estas redes, que no debe consistir en una lista de cosas que no se pueden hacer, sino explicarles y dotarles de los recursos existentes. Algunos ejemplos: Cruz Roja, Coca Cola o HP.


 


Pensando en nuestro programa de voluntariado, las redes sociales pueden ser una vía de convertir a voluntarios en embajadores del programa. Con orientación, entrenamiento y oportunidad de expresar su voz, los empleados estarán más comprometidos y serán aún más protagonistas del programa de voluntariado. ¿Nos llevará mucho tiempo? Cinco reglas para que su uso y seguimiento no lleven más de 10 minutos al día.


 


En el siguiente post  ofreceremos unos consejos y recomendaciones prácticas del uso de redes sociales para voluntariado corporativo.


 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa

 

Comentarios de esta noticia

AMR -24/10/2011
Estoy de acuerdo, las redes sociales pueden facilitar y fomentar las relaciones sociales entre los usuarios. Posibilita la comunicación, la interacción y colaboración entre pares, entre grupos heterogéneos; el contacto con profesionales, el intercambio de información y experiencias. Sin duda, las oportunidades que brindan este tipo de redes son beneficiosas también para el desarrollo y la formación de personal voluntario. Sin embargo, es necesario desde la institución desarrollar una metodología de gestión, dinamización y orientación hacia el uso de estas redes, un plan estratégico de uso que asegure y promueva la optimización de las relaciones sociales que allí se establezcan.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ

Elisabet Rodriguez Dominguez -25/10/2011
Estoy muy de acuerdo con lo que se expone en el artículo, no me parece para nada una locura permitir el uso de redes sociales en el trabajo. De hecho creo que lo contrario sería una negación de la realidad, ya se usan por eso, lo inteligente sería adaptarse al cambio y sacarle el mayor provecho al "nuevo" instrumento.
Me imagino un espacio online de la empresa dedicado al voluntariado corporativo dónde los empleados comparten sus experiencias y se animan los unos a los otros, haciendo llegar el mensaje más lejos.
Estoy segura de que es el principio de un largo camino.

Ayúdanos a mantener la calidad de los comentarios. Denuncia este mensaje si no es apropiado. Pincha AQUÍ