Blog / Noticias


Sostenibilidad, plantilla y compromiso

20/10/2011

Foto Flickr - Fotosderianxo

En este post superamos el ámbito del voluntariado corporativo para tratar sobre el papel de la plantilla en la integración de la RSC en el día a día de la empresa mediante su participación activa


 


Tras la lectura del artículo ¿Por qué el compromiso de la plantilla es fundamental para la sostenibilidad?, nos parece interesante destacarlo por sus interesantes conclusiones y ponerlas en relación con el voluntariado corporativo.


En su inicio, plantea el dilema entre dos tipos de programas de sostenibilidad:



  • Un programa más formal, sujeto a los estándares internacionales

  • Otro no tan sujeto a estas normas y más cercano al día a día de la empresa.


El artículo advierte sobre la postura dubitativa de los equipos directivos con respecto a la sostenibilidad: sí la identifican con clave para el futuro de las empresas, pero desconocen cómo abordarla. Apuesta por una visión de la sostenibilidad orientada al largo plazo, la innovación y la gestión del cambio.


Esta perspectiva de la sostenibilidad, junto al hecho de que haya empresas que superan los estándares de medición porque no cuentan la historia completa, y prefieren que la plantilla también participe en esta narración de la sostenibilidad, ponen al compromiso de la plantilla como un elemento prioritario en la integración de la sostenibilidad.


 


La misma orientación, en el voluntariado corporativo


Y esta misma orientación se puede aplicar al voluntariado corporativo, es decir, pasar de un voluntariado orientado al corto plazo, centrado en la actividad, a unos programas orientados al futuro: con impacto social real, con transformación de la forma de trabajar y de pensar de la plantilla, y con posibilidad de acercar a la empresa nuevas realidades. Un voluntariado corporativo integrado en, y protagonista de, una auténtica política de sostenibilidad, y no una mera sucesión de acciones inconexas.


Además de la decisión de la empresa, la clave para conseguir este cambio es también el compromiso de la plantilla. Y en el artículo se destaca la importancia del trabajo informal en la búsqueda de este compromiso, la comunicación, la formación, la colaboración... son fundamentales en este objetivo. Y, por supuesto, el apoyo decidido de la dirección, y que el reto sea de todo el equipo, “todos estamos a bordo”.


No podemos olvidar que en el voluntariado corporativo contar historias es la mejor forma de conseguir que otras personas se involucren. Y su recomendación final, las empresas flexibles, creativas y sin temor a experimentar serán las precursoras. ¿Quién acepta este reto?




 

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa