Blog / Noticias


Voluntariado Corporativo para el Desarrollo, una publicación de referencia para leer poco a poco

01/03/2013

Portada del libro

El martes pasado asistimos a la presentación del libro “Voluntariado Corporativo para el Desarrollo”, editado por Fundación Codespa, que -estamos seguros- se convertirá en una publicación de referencia sobre el tema


 


En la elaboración de la obra también han participado IESE y The Boston Consulting Group. Su antetítulo, “Manual y libro de ejemplos”, es muy revelador sobre su objetivo.


En la presentación se explicó muy claramente que el documento -de 347 páginas- es una combinación de ensayos teóricos y ejemplos prácticos, y que no es para leer “todo seguido”, sino un manual de consulta para empresas y ONG.


Este trabajo pretende abordar de forma completa el tema específico del voluntariado corporativo para el desarrollo, es decir, aquel que contribuye a la reducción de la pobreza en los países en vías de desarrollo. Se enfoca siempre en un voluntariado corporativo estructurado, con procesos sistematizados y que no pierde de vista unos objetivos claramente definidos.


La publicación se estructura en tres bloques:



  1. Un marco teórico del voluntariado corporativo, como programa integrado en la RSC y orientado a la generación de valor compartido y valor social.

  2. Una parte práctica, donde se presentan de forma teórica las tres fases del proceso de desarrollo de un programa de voluntariado corporativo y se ilustran con casos reales de empresas:

    1. Diseño e implementación del programa

    2. Proyectos de voluntariado corporativo orientados a la gestión de personas

    3. Voluntariado corporativo como herramienta alineada con la estrategia de negocio



  3. Conclusiones, retos y futuro del voluntariado corporativo para el desarrollo


En la jornada de presentación del libro estuvieron presentes tres empresas cuyos ejemplos se recogen en el manual en la fase de diseño e implementación de un programa de voluntariado corporativo. Para resumir estas exposiciones, que fueron muy interesantes, destacamos tres rasgos de cada una:


NH y su proyecto Agoro Lodge en Etiopía, de apoyo a Manos Unidas para la construcción de un hotel-escuela. Las tres características que destacamos:



  • La oportunidad puede surgir en cualquier momento. El primer paso de este proyecto se propició al coincidir dos personas de ambas organizaciones en un acto, y esta coincidencia se vio reforzada porque ya habían colaborado previamente las dos entidades.

  • Gracias a la ONG Manos Unidas, NH realizó un cambio de enfoque en su programa de voluntariado corporativo, centrado hasta entonces en el desarrollo local, y pasó a valorar el turismo como un motor de desarrollo.

  • La voluntad de NH de replicar el proyecto con otras entidades (empresas u ONG) que estén trabajando con el turismo como motor de desarrollo.




Canal de Isabel II y su Canal Voluntarios, profesionales de la empresa colaboran en situaciones de emergencia y en proyectos de desarrollo suministrando agua potable y saneamiento. los tres puntos que destacamos:



  • La presidencia impulsó el lanzamiento del programa, y este respaldo les permite contar con recursos y el apoyo del equipo directivo.

  • La definición de un objetivo muy concreto: colaborar con ONG para llevar agua potable y saneamiento donde hiciera falta en cualquier parte del mundo.

  • la reorientación del proyecto, inicialmente concebido para situaciones de emergencia, y luego ampliado a proyectos de desarrollo. Este cambio se realizó tras haber formado a los voluntarios y ver que muy pocos habían tenido ocasión de colaborar porque no se producían situaciones de emergencia o, si se producían, las ONG no pedían la ayuda de Canal Voluntarios.




La Caixa y su programa Cooperantes Caixa, del que ya hemos hablado en este blog. los tres rasgos que no conviene olvidar:



  • En la definición del programa se fijó como objetivo el desarrollo de la comunidad, y el beneficio para la empresa se identificó como una externalidad positiva.

  • A raíz de una evaluación externa, se llegó a evolucionar uno de los objetivos específicos del programa, lo que refleja el interés por mejorar el mismo

  • Han mejorado en su forma de acercarse a las ONG para evitar colaboraciones que no tengan el máximo impacto. Ahora la pregunta que suelen hacerles es “¿para qué quieres a los voluntarios Caixa?”




Como resumen, dos ideas que se repitieron en la jornada: es muy importante encontrar la ONG adecuada y gestionar la relación con la misma y, por otro lado, los proyectos han ido evolucionando y desarrollándose según las evaluaciones realizadas, sin quedarse estancados.


Seguro que fruto de su lectura encontramos más claves para implantar un buen programa de VC para el desarrollo. ¡Gran trabajo!

Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado y empresa