Blog / Noticias


Reordenar, donar, consumo responsable y voluntariado

11/02/2020

Ha llegado el momento de hacer limpieza en tu hogar y poner orden, ¿y si donas lo que ya no necesitas?, ¿sabes lo beneficioso que es deshacerte de las cosas que realmente no utilizas, tanto para ti como para otras personas a las que les pueden servir?, ¿quieres que 2020 sea el año en el que aprendas a consumir de una manera más responsable? ¡Sigue leyendo!


 


La tarea de ordenar puede ser una práctica beneficiosa para la mente y un método por el cual aprender de las emociones vinculadas a los objetos que te rodean.

Crear espacios más organizados y armónicos, que no estén abarrotados de cosas, te permitirá tomar conciencia de todo lo que posees, de lo que realmente utilizas y de todo aquello que tienes sin aprovechar. Aprender a diferenciar lo necesario o imprescindible para nuestro día a día, o lo que tiene un verdadero valor emocional del resto de elementos acumulados es el primer paso para deshacernos de aquello que no usamos.

Ante esta situación, donar lo que ya no te hace falta o que no utilizas es siempre una buena opción, ya que puede ayudar a personas que sí lo necesitan u organizaciones sin ánimo de lucro que desarrollan diferentes actividades y proyectos dirigidas a satisfacer las necesidades de los más desfavorecidos o que trabajan por el medio ambiente y su preservación.

Desde ropa y calzado hasta todo tipo de enseres, aparatos electrónicos, libros, material escolar, juguetes, medicamentos… Tenemos un montón de cosas por casa que no utilizamos y darles una segunda vida también ayuda fomentar otro tipo de consumo, a disminuir los residuos que generamos, contribuyendo a una sociedad más sostenible y justa.

De la misma forma, todo este proceso de reordenar nuestras cosas materiales nos hace replantearnos nuestras verdades necesidades y la forma de satisfacerlas. Cuántas cosas necesitamos realmente y por qué. Replantearnos el papel que tienen las cosas materiales en nuestra vida y la manera en la que consumimos es importante. Si pensamos en ello detenidamente acabaremos encontrando modalidades de consumo y producción más responsables, tanto en lo relacionado como los recursos como con la energía (menos contaminantes y, por tanto, mejores para el medio ambiente).

Aunque en un principio puede darte pena prescindir de alguna de tus pertenencias, romper con el carácter emocional vinculado a lo material y practicar la generosidad te permitirá deshacerte de objetos y sentir felicidad al saber que alguien los aprovechará y disfrutará.

Y por supuesto, una vez que has donado tus objetos materiales tienes otra opción para contribuir a crear un mundo mejor, donar tu tiempo haciendo voluntariado. No solo tendrás la oportunidad de colaborar con una buena causa compartiendo lo que sabes y te gusta hacer, sino que podrás aprender cosas nuevas y desarrollar o mejorar habilidades, además de conocer gente y lugares nuevos.

Sea cual sea la forma en la que decidas organizarte y ayudar a los demás, descubre todas las opciones que están a tu alcance en nuestro portal y ¡encuentra la que más se ajunte a tus intereses y necesidades!


¡Dona lo que ya no necesitas!


¡Dona tiempo!


 

Hacesfalta.org Fundación Hazloposible | secciones: Voluntariado

 

Este post no admite comentarios


PUBLICIDAD

Con el apoyo de: 

 

Visita hacesfalta.org empleo